General considerations

Las C1.1 (fracturas del cuello anatómico ligeramente desplazadas en valgo con fractura tuberositaria) precisan que se realice una reducción correcta para conseguir un buen resultado en términos de estabilidad, función y alivio del dolor. La fractura del cuello anatómico es bastante estable. El periostio normalmente no está roto y el riesgo de necrosis avascular es pequeño.

La fijación quirúrgica es el tratamiento de elección. El tipo de fijación depende de la experiencia y habilidad del cirujano, de la disponibilidad de los implantes y del equipamiento. Sin embargo, la decisión de intervenir debe también tener en cuenta la demanda funcional del paciente, la presencia de enfermedades asociadas y de la actitud del mismo para someterse a un tratamiento quirúrgico. Los resultados del tratamiento conservador pueden ser satisfactorios.