Posición del punto de entrada correcto enlarge

Determinación del punto de entrada

El punto de inserción del clavo se sitúa sobre el eje de la diáfisis humeral y ligeramente anterior al centro de la tuberosidad mayor. Se localiza en la unión hueso-cartílago de la parte superior de la cabeza humeral, y medial a dicha tuberosidad, por lo que es necesario realizar una incisión en el supraespinoso.
Tenga en cuenta, que el punto de entrada correcto depende del tipo y diseño del clavo utilizado.


Inserción de una aguja K enlarge

Inserte una aguja K por el correcto punto de entrada y compruebe su buena colocación con el amplificador de imágenes.


Opening the proximal humerus enlarge

Perforación del húmero

El trayecto de entrada del clavo pasa a través o cerca de la línea de fractura de las tuberosidades. Tenga cuidado de no desplazar la tuberosidad durante la perforación con el punzón o la broca. Asegúrese de que se ha removido suficiente hueso para permitir el paso del clavo a través de la fractura ya reducida. Compruebe todo al final del enclavado.
Se recomienda utilizar un punzón canulado para perforar el húmero proximal. Dicho punzón puede insertarse sobre la, previamente colocada, aguja guía. La perforación debe continuarse hasta alcanzar la parte proximal del canal medular.


Entry point hidden under the acromion enlarge

Dificultades: El punto de entrada está escondido bajo el acromion si la cabeza humeral se encuentra abducida o rotada externamente, lo que ocurre habitualmente en las fracturas desplazadas en varo.
Se tiene que reducir la cabeza humeral antes de localizar el punto de entrada. La técnica del “joystick”, como se ve en la figura, es útil. En su lugar se pueden utilizar suturas en el manguito rotador para manipular la cabeza humeral.