Agujas K adicionales para colocar la placa enlarge

Agujas de referencia (para la colocación de la placa)

Para asegurar una correcta posición de la placa, algo oculta por una pequeña incisión, ayuda el colocar agujas K temporales que pueden utilizarse como guía para su colocación radiográficamente controlada.

Inserte 2 agujas K de referencia, una en el borde lateral de la corredera bicipital y la otra en la punta de la tuberosidad mayor. (Estas agujas de referencia pueden utilizarse también para la fijación provisional de las tuberosidades).
La aguja K de referencia anterior marca la situación del borde anterior de la placa, 2-4 mm lateral a la corredera bicipital.
La aguja K de referencia proximal determina el borde proximal de la placa, 5-8 mm distal a la punta de la tuberosidad mayor.


Inserción de la placa enlarge

Inserción de la placa

Identifique el nervio axilar palpándolo bajo el músculo deltoides, lo que ayuda a protegerlo durante la inserción de la placa.
Inserte la placa, montada en su dispositivo guía, bajo el músculo deltoides y deslícela distalmente bajo el deltoides a lo largo del húmero. Mantenga siempre la placa en contacto con el hueso. 

Mejora: sutura del músculo deltoides. Para prevenir la extensión hacia abajo de la separación de las fibras del deltoides y el aumento del riesgo de lesión del nervio axilar, coloque una sutura en el ángulo distal de la disociación de dicho músculo.


Colocación de la placa en el húmero enlarge

Colocación de la placa en el húmero

Coloque la placa sobre el húmero proximal en la posición planeada y marcada. Fíjela temporalmente al hueso con agujas K. Proximalmente, se colocan dos agujas a través de agujeros específicos en el dispositivo guía. Distalmente la aguja K se inserta a través de una vaina colocada percutáneamente.

Compruebe la correcta posición de la placa a Rayos X.


Fijación de la placa a la cabeza humeral enlarge

Fijación de la placa a la cabeza humeral

Perforación de agujeros
Utilice el dispositivo guía con sus vainas protectoras para perforar los agujeros de los tornillos proximales. Asegúrese de no perforar el hueso subcondral y no penetrar en la articulación del hombro.

Siga las recomendaciones del fabricante.


Evitar colocar tornillos intraarticulares enlarge

Evitar la penetración intrarticular de los tornillos
Los tornillos que penetran en la articulación pueden producir daños importantes al cartílago de la glenoides. La penetración primaria se produce en la colocación inicial de los tornillos. La penetración secundaria es consecuencia del subsiguiente colapso de la fractura. El perforar entrando en la articulación aumenta el riesgo de que los tornillos penetren en la articulación.

Dos técnicas de perforación ayudan a evitar perforar hasta dentro de la articulación.

Mejora 1: Técnica del “pájaro carpintero” (como se muestra en la figura).
En la técnica de perforación del “pájaro carpintero” avance la punta de la broca una distancia corta, volviendo hacia atrás antes de avanzar de nuevo. Repita esta maniobra hasta que pueda notarse el contacto con el hueso subcondral. Tenga gran cuidado en evitar la penetración en la articulación.

Mejora 2: Perforar sólo la cortical próxima.
Especialmente en hueso osteoporótico, se puede sólo perforar la cortical próxima. Introduzca el medidor de profundidad a través del hueso restante hasta notar la resistencia del hueso subcondral.


Determinación de la longitud de los tornillos enlarge

Determinación de la longitud de los tornillos
Por el agujero perforado debe introducirse un medidor de profundidad o una aguja roma para palpar el hueso subcondral intacto, y así estar seguros de que el tornillo permanecerá dentro de la cabeza humeral. La integridad del hueso subcondral puede confirmarse por palpación o por el sonido del instrumento al golpear contra el mismo. Habitualmente, elija un tornillo ligeramente más corto que la longitud medida.


Inserción de los tornillos enlarge

Inserción de los tornillos
Inserte un tornillo con cabeza de bloqueo, a través de la vaina, en la cabeza humeral.


All four proximal screws should be inserted as previously described. enlarge

Los cuatro tornillos proximales deben insertarse como se ha descrito previamente.
Recuerde que la placa se encuentra debajo del nervio axilar. No se deben colocar tornillos en la zona de peligro donde puede lesionarse el nervio.


Completed osteosynthesis enlarge

Inserción de tornillos en la diáfisis humeral

Por debajo de la zona de peligro, inserte dos o tres tornillos en la diáfisis humeral, con ayuda de un dispositivo guía y a través de sus vainas de inserción colocadas percutáneamente.

Osteosíntesis finalizada
La figura muestra la osteosíntesis finalizada.


Fijación adicional de la tuberosidad menor enlarge

Fijación adicional de la tuberosidad menor

Si la tuberosidad menor está fracturada, es aconsejable fijarla con un tornillo de tracción, lo que puede ser innecesario si se ha realizado una buena sutura del subescapular.
Si se duda, se recomienda comprobar clínicamente la estabilidad de la fijación de la tuberosidad menor rotando el brazo. Si existe algún micromovimiento visible o palpable debe considerarse la inserción de un tornillo de fijación adicional.


Supplementary tension band sutures enlarge

Suturas en tirante además de la placa y tornillos

En la fijación con placa mínimamente invasiva, es aconsejable aumentar la estabilidad añadiendo suturas en tirante suplementarias para fijar los tendones del manguito rotador a la placa.