There should be no gap and no step-off between the tuberosities. enlarge

Tras la fijación preliminar compruebe la reducción visualmente y con el amplificador de imágenes.

Control visual
Todas las líneas de fractura deben estar cerradas sin que exista hueco o escalón alguno entre las tuberosidades.

El pico inferior de la tuberosidad mayor debe encajar perfectamente en el hueco de la fractura. 
Además, se debe prestar atención a la correcta alineación rotacional, lo que se puede evaluar por curso de la corredera bicipital.

Confirme la inclinación de la cabeza humeral. enlarge

Confirmación radiográfica
La radiografía AP debe mostrar una correcta relación entre la cabeza humeral y las tuberosidades,
En la parte superolateral, la cabeza humeral y la tuberosidad mayor deben estar  niveladas sin escalón o separación alguna.
Particularmente, asegúrese de que la tuberosidad mayor no esta más alta que la cabeza humeral.  
Confirme la inclinación de la cabeza humeral. En la figura se muestra el ángulo cérvicodiafisario (ACD), que es el ángulo entre el eje de la diáfisis humeral y el eje del cuello humeral, que se identifica mejor trazando la perpendicular a la base de la cabeza. El ángulo ACD debe ser aproximadamente de 135º.
El desplazamiento en varo de la cabeza humeral debe corregirse para que el ángulo ACD se acerque a los 135º. Un ángulo ACD de 120º o menos, es un indicador de un colapso secundario en varo, especialmente cuando falta el soporte medial.