Comience insertando suturas en el tendón del subescapular (1) y del supraespinoso (2). enlarge

Suturas en el manguito rotador

Tendones del subescapular y del supraespinoso
Comience insertando suturas en el tendón del subescapular (1) y del supraespinoso (2). Coloque estas suturas exactamente superficiales a las inserciones óseas de los tendones, lo que procura un buen anclaje para la reducción y la fijación temporal de las tuberosidades mayor y menor.


Después, inserte una sutura en el tendón del infraespinoso (3) enlarge

Tendón del infraespinoso
Inserte después una sutura en el tendón del infraespinoso (3), lo que puede ser difícil, y puede facilitarse traccionando de las suturas previamente insertadas, con separadores bien colocados.


Es más fácil cuanto más lateral es el acceso utilizado. A) muestra un acceso deltopectoral y B) un acceso anterolateral. enlarge

Variaciones dependiendo del acceso elegido
Insertar las suturas en el tendón del infraespinoso es más fácil por el acceso lateral. A) muestra un acceso deltopectoral y B) un acceso anterolateral transdeltoideo.


La tracción hacia delante del tendón del supraespinoso ayuda a exponer la tuberosidad mayor y el tendón del infraespinoso. enlarge

Utilización de las suturas de referencia
La tracción hacia delante del tendón del supraespinoso ayuda a exponer la tuberosidad mayor y el tendón del infraespinoso.


Inserte una sutura de tracción preliminar en la parte visible posterior del manguito rotador … enlarge

Inserte una sutura de tracción preliminar en la parte visible posterior del manguito rotador …


Exponga el sitio correcto para insertar una sutura en la inserción del tendón del infraespinoso. enlarge

… y tire hacia delante, lo que expondrá el sitio correcto para insertar una sutura en la inserción del tendón del infraespinoso. Una vez hecho esto se retira la sutura inicial de tracción.

Mejora: agujas grandes
Una aguja gruesa bien afilada facilita la colocación de una sutura a través de la inserción del tendón.


La utilización de separadores curvos romos de Hohmann bajo el músculo deltoides puede ayudar a exponer la cabeza humeral. enlarge

Mejora: utilización de separadores
La utilización de separadores curvos romos de Hohmann bajo el músculo deltoides puede ayudar a exponer la cabeza humeral.


Del mismo modo, el llamado separador delta puede mejorar la retracción del deltoides. enlarge

Del mismo modo, el llamado separador delta puede mejorar la retracción del deltoides.


El sujetar fragmentos óseos con pinzas reductoras habitualmente aumentará la conminución del hueso osteoporótico. enlarge

Fallo: utilización de pinzas en hueso osteoporótico
Sujetar los fragmentos óseos con pinzas reductoras habitualmente aumentará la conminución del hueso osteoporótico, lo que debería evitarse utilizando suturas como “tirantes” para la manipulación y reducción.


Reduzca la fractura articular de la cabeza humeral con presión digital, elevadores periósticos o una aguja parcialmente roscada enlarge

Reducción de la cabeza dividida en dos fragmentos

Reduzca la fractura articular de la cabeza humeral con presión digital, elevadores periósticos o una aguja parcialmente roscada en cada uno de los fragmentos de la cabeza.


Compruebe la reducción con el amplificador de imágenes. enlarge

Compruebe la reducción con el amplificador de imágenes.


La línea de fractura sagital articular de la cabeza humeral habitualmente no es visible porque se encuentra cubierta por el mang enlarge

Habitualmente, la línea de fractura sagital articular de la cabeza humeral no es visible porque se encuentra cubierta por el manguito rotador. Puesto que la reducción sin escalón alguno es esencial, se recomienda la incisión del supraespinoso para ver la línea de fractura.


Cuando se ha conseguido una reducción anatómica sin escalón, realice una fijación preliminar con 2 o 3 agujas K. enlarge

Fijación preliminar de la fractura articular de la cabeza humeral

Cuando se haya conseguido una reducción anatómica sin escalón, realice una fijación preliminar con 2 o 3 agujas K. Aunque los tornillos de tracción permiten obtener mejor fijación, éstos pueden obstaculizar la colocación de los tornillos de estabilidad angular de la placa, por lo que son preferibles agujas K, que pueden cambiarse fácilmente. Si es necesario se pueden añadir tornillos de tracción suplementarios para la fractura de la cabeza humeral.


Tras la reducción correcta de la tuberosidad mayor a la cabeza humeral, queda un defecto en el que la tuberosidad menor … enlarge

Reducción de la tuberosidad menor

Tras la reducción correcta de la tuberosidad mayor a la cabeza humeral, queda un defecto en el que la tuberosidad menor debe ajustarse lo que se puede realizar tirando de la sutura de referencia del tendón subescapular. Si la tuberosidad menor no es lo bastante móvil, la reducción puede facilitarse con la ayuda adicional de un elevador perióstico.


La sutura horizontal entre los tendones del infraespinoso y subescapular cierra las tuberosidades por debajo de la cabeza humera enlarge

La sutura horizontal entre los tendones del infraespinoso y subescapular cierra las tuberosidades por debajo de la cabeza humeral. Confirme que la línea de fractura se encuentra anatómicamente reducida.


Reduzca la diáfisis al ya reducido húmero proximal y fije temporalmente la reducción con 2 o 3 agujas K. Asegúrese de colocarlas enlarge

Reducción y fijación preliminar de la diáfisis

Reduzca la diáfisis al ya reducido húmero proximal y fije temporalmente la reducción con 2 o 3 agujas K. Asegúrese de colocarlas en la parte anterior, lejos de la zona prevista para la colocación de la placa.


En hueso osteoporótico, la estabilidad puede ser mayor aceptando una cierta impactación medial de la cabeza humeral. enlarge

Mejora: hueso osteoporótico.
En hueso osteoporótico, la estabilidad puede ser mayor aceptando una cierta impactación medial de la cabeza humeral.


Tras la fijación preliminar compruebe la reducción visualmente y con el amplificador de imágenes. enlarge

Confirme la reducción global

Tras la fijación preliminar, compruebe la reducción visualmente y con el amplificador de imágenes.

Control visual
No debe haber separación ni escalón entre las tuberosidades. El pico inferior de la tuberosidad mayor debe quedar perfectamente ajustado al fragmento diafisario.


Compruebe la posición de la cabeza humeral en la proyección axial (lateral) para estar seguro de que no existe anteversión o exc enlarge

Compruebe la posición de la cabeza humeral en la proyección axial (lateral) para estar seguro de que no existe anteversión o excesiva retroversión de la cabeza humeral. Esta proyección puede desvelar una mala posición de las tuberosidades.

Para evitar el redesplazamiento de una fractura provisionalmente estabilizada rote el amplificador y no el brazo del paciente para la visualización axial.