En primer lugar, debe realizarse la reducción de la luxación glenohumeral. En los casos en que el manguito perióstico … enlarge

Cerrado

En primer lugar debe realizarse la reducción de la luxación glenohumeral. En los casos en que el manguito perióstico no esté roto, ésta puede realizarse de forma cerrada (como se ve en la figura).
Si el manguito perióstico esta roto, es más probable que sea necesaria una reducción abierta de la luxación glenohumeral. En estos casos, es necesario realizar una artrotomía, bien por una osteotomía de la tuberosidad menor o una tenotomía del tendón del subescapular.


enlarge

Abierto

Utilice un acceso deltopectoral. Con tracción longitudinal aplicada al brazo, la cabeza humeral luxada puede reducirse utilizando una presión digital directa empujándola de nuevo a su posición original.


enlarge

Opción: gancho óseo
Un gancho óseo puede colocarse cuidadosamente alrededor de calcar evitando lesionar el cartílago articular. Se puede, así, traccionar de la cabeza y guiarla hasta su posición correcta. Nota: evite una lesión neurovascular.