page: 1/17 next

Fijación

Técnicas de fijación

Consideraciones generales

Existen varias técnicas para la fijación definitiva de la tuberosidad mayor. La elección depende de

  • El tamaño del fragmento
  • La calidad del hueso (osteoporosis)
  • El grado de fragmentación

Estas técnicas son:
A) Fijación con tornillos (tornillos canulados o estándar; con o sin arandelas), lo que está principalmente indicado cuando el fragmento es grande y de buena calidad ósea.
B) Suturas en tirante
Las suturas en tirante son más seguras en fracturas conminutas o pacientes con osteoporosis porque se insertan en los extremos de inserción de los tendones, que pueden ser más fuertes que el mismo hueso. Las suturas deben colocarse de una forma óptima para estabilizar fracturas conminutas.
El anclaje distal de dichas suturas en tirante puede hacerse en un agujero perforado de delante a atrás en el húmero (B1), con tornillos (B2), con arpones de sutura o con un tornillo en la cortical lateral del húmero distal al foco de fractura. También es posible combinar estas técnicas.