Las A1.3 son luxaciones glenohumerales asociadas a fractura de las tuberosidades. enlarge

Las A1.3 son luxaciones glenohumerales asociadas a fractura de las tuberosidades. Casi todas ellas afectan a la tuberosidad mayor y son las que se discutirán aquí.  

La reducción de la luxación glenohumeral debe realizarse de urgencia. Una vez reducida la articulación glenohumeral, las fracturas A1.3 se convierten en A1.2, o Incluso, en A1.1 y deben tratarse consecuentemente. 

El fragmento de la tuberosidad mayor tiende a desplazarse hacia arriba y hacia atrás debido a la tracción del manguito rotador (tendones del supraespinoso e infraespinoso). Si la tuberosidad mayor consolida con un desplazamiento de 5 mm o más, puede hacer tope con el arco coracoacromial, limitando la movilidad y provocando dolor. En esta posición, el brazo de palanca desde  la inserción de los tendones supra e infraespinoso se acorta y, por tanto, se debilita su potencia.