page: 1/1

Introducción

No recomendable para las fracturas B3.3

Las fracturas B3 se asocian a una luxación glenohumeral. Si no se consigue la reducción cerrada (lo que es altamente probable), es necesario realizar una reducción abierta a través de un acceso deltopectoral (anterior). Tanto tras una reducción cerrada como abierta, la fijación con tornillos es una opción.

El tipo B3.3 presenta una luxación posterior con fractura de la tuberosidad menor. No se recomienda la fijación con tornillo en estas fracturas.