Al menos deben insertarse dos tornillos para fijar la fractura. enlarge

En la figura se ve la utilización de tornillos canulados de 3.5 mm. Unos tornillos de mayor diámetro pueden preferirse para fragmentos más grandes especialmente en el cuello quirúrgico.
Puesto que es deseable la compresión interfragmentaria, utilice tornillos de tracción con rosca parcial para que la parte roscada sólo haga presa en el fragmento opuesto. 

Inserción de agujas guía
Al menos deben insertarse dos tornillos para fijar la fractura. Por lo tanto, inserte agujas guía en la posición prevista para los tornillos canulados. Realice pequeñas incisiones a punta de bisturí y utilice disección roma para separar las fibras musculares. Compruebe la posición de las agujas guía con el amplificador de imágenes.

Nota: nervio axilar
Tenga cuidado con el nervio axilar y el tendón bicipital.


Inserte tornillos canulados de rosca parcial de la longitud adecuada sobre las agujas guía. enlarge

Inserción de tornillos canulados

Inserte tornillos canulados de rosca parcial de la longitud adecuada sobre las agujas guía. Utilice arandelas sólo en hueso osteoporótico.


Compruebe cuidadosamente la correcta reducción y fijación, con el amplificador de imágenes en distintas posiciones del brazo. enlarge

Comprobación de la osteosíntesis

Utilizando el amplificador de imágenes, debe comprobarse cuidadosamente la correcta reducción y fijación (incluyendo la correcta posición y longitud del implante) en varias posiciones del brazo, Asegúrese de que la punta de los tornillos no penetren en la articulación.


Tras confirmar la reducción y fijación, retire todas las guías y agujas K. Cierre las heridas como sea necesario. enlarge

Retire las agujas K

Tras confirmar la reducción y fijación, retire todas las guías y agujas K. Cierre las heridas como sea necesario.